Ácido Bórico: Polvo blanco que se mezcla con agua o con alcoholes metilados para formar una pasta que se extiende sobre la superficie del metal y evita la oxidación producida por el calor al soldarlo.

Ácido Nítrico: Ácido incoloro que se torna azulado cuando se disuelve en agua; se usa para blanquecer o para grabar al ácido.

Ácido Sulfúrico: Ácido incoloro que se torna azul pálido al usarlo; se utiliza disuelto para blanquecer metales preciosos.

Alambre de amarre: Hilo de acero que sirve para ligar y mantener unidas dos piezas mientras se suelda.

Almohadilla de Arena: Bolsa de cuero redonda o cuadrada rellena de arena; se usa para apoyar la pieza metálica mientras se le da forma.

Aplanar: Acabado de una superficie metálica con un martillo de aplanar muy pulido. Al aplanar se eliminan las marcas dejadas por otros martillos.

Arco de segueta: Sierre de mano usada de forma similar a la segueta pero para cortar madera, plástico, etc.

Astillera: Pieza de madera fijada al banco de trabajo del joyero y usada como soporte.

Bebedero: Tubo fijado a un molde para fundición que forma un canal por el que se vierte el metal fundido; una vez finalizado el proceso se corta.

Bisel: La pendiente que presenta el canto de una superficie metálica.

Bloque de plomo: Soporte maleable donde descansa una pieza metálica mientras se le da forma.

Bandeja de residuos: Pieza de cuero colgada bajo la astillera del banco de trabajo donde se recogen las limaduras.

Engaste de caja: Área de una anilla que abraza y fija la piedra.

Uñas o Garras: Boquilla utilizada en el engaste de piedras labradas en el que se usan hilos “garras” para tomar la piedra. Queda abierta por el dorso de forma que permite que la piedra se refleje.

Bórax: Imprimación que se extiende sobre el metal para soldar. Es una pasta (flux) que se presenta mezclada con agua.

Bruñidor: Útil de acero inoxidable de superficies muy pulidas. Se maneja a mano; con el, se frota la superficie del metal para abrillantar su superficie.

Buril: Herramienta de acero de boca afilada y diferentes secciones de corte utilizada para grabar.

Cabujón: Piedra preciosa o semipreciosa que no se le labra en facetas.

Calado: Cortar un metal con una sierra de joyero o una segueta cuyos pelos de corte son muy finos.

Tercer brazo: Se usa como ayudante a la hora de soldar.

Cincelar: Marcar un figura en la cara superior de un metal hasta reproducir un modelo o una serie de líneas.

Compás de Puntas: Instrumento de dibujo, igual que un compás pero con dos finas puntas metálicas. Mediante un tornillo se ajusta la distancia que separa las puntas.

Dialux: Pulimento en pasta que se aplica después del Trípoli durante la fase de pulido.

Embutir: consiste en obtener volúmenes redondos a partir de discos y láminas. L

Embutir un U: Dar forma de U a una pieza de metal plana colocada en una canal de tas de canales y golpeándola con un embutidor de costado.

Endurecer un Metal: Un metal se endurece a medida que se golpea con un martillo, se dobla o se le da una forma determinada a base de golpes. Entonces, se debería recocer.

Esmaltar: Fundir cristal sobre un metal a temperaturas muy elevadas.

Faceta: Superficie plana y pulida de una piedra.

Forjar: Dar forma a un metal golpeándolo con martillos con los que se estira o comprime asta darle la silueta que se desea.

Fundición: Método para confeccionar un objeto vertiendo metal fundido en un molde, normalmente mediante un modelo realizado en cera.

Fusión: Unir el metal fundiendo las superficies en contacto.

Galvanizado: Técnica para pulir una superficie metálica con una fina capa de metal mediante el empleo de una corriente eléctrica.

Grabar: Trazar líneas en una superficie metálica bien cortándolas o vaciándola con un buril bien afilado.

Grabar al Ácido: Empleo de una solución ácida para vaciar la superficie de un metal expuesta a la mordida.

Granulado: Esferas de oro o plata soldadas o fundidas sobre una superficie de metal para conseguir un efecto decorativo.

Hilera: Laminas de acero con perforaciones calibrados que pueden ser redondos, triangulares, en forma de media caña, cuadrados ovalados o rectangulares. El hilo recocido se pasa por las perforaciones hasta obtener la medida y sección deseados.

Lastra de Anillos o Mandril de Joyero: Varilla de acero que se sujeta con la mano y en la que se ensarta una anilla para golpearla hasta darle la forma deseada.

Lima: Varilla o barreta gruesa de acero con <<dientes>> de diferentes medidas. Sirve para limar metales, lo que provoca la disminución de volumen. La lima corta solo en una dirección.

Limpiador Ultrasónico: Instrumento de limpieza a base de enviar ondas ultrasónicas a un contenedor de acero inoxidable donde se ha depositado una pieza metálica. Se usa con un detergente a base de amoniaco para eliminar los restos de polish después de pulir el metal.
Mazo de cuero: Martillo con cabeza de cuero de bufalo, se usa igual que un martillo pero no deja huellas o marcas en la plantilla o el metal a menos que sean muy blandos.
Micrómetro: Instrumento de medida de gran precisión para medir el espesor de hilos, láminas de metal, brocas, etc.

Motor colgante: Se trata de un taladro que funciona con cable, con un árbol de transmisión flexible cuyo extremo se maneja manualmente y al que se pueden adaptar brocas, fresas y diversos útiles para taladrar, dar textura, pulir, etc.

Oro: Metal precioso de color amarillo brillante; muy conocido por su maleabilidad y ductibilidad.

Oxidación por calor: Se trata de manchas oscuras que aparecen en la superficie de la plata, normalmente después de pulirla al mezclarse el cobre que se encuentra en la aleación de plata con él oxigeno mientras se calienta la primera, por ejemplo, al soldar.

Óxido: Áreas negras u oscuras que aparecen cuando algunos metales se calientan en atmósfera ambiente; Se pueden eliminar mediante un baño de blanquimento.

Bloque de Carbón Vegetal: Se utilizan en soldadura como una superficie nivelada. Se pueden vaciar y darles la forma que se precise; además, reflejan muy bien el calor.

Piedra Arkansas: Piedra abrasiva empleada para afilar las bocas de corte y las puntas de diferentes herramientas. Cuando se use deberá estar empapada de aceite.

Pinzas de cobre: Se usan, después de calentar un metal para introducirlo del baño ácido o blanquimento.

Pinza de soldar: las asas están aisladas (madera) para poder sujetar y montar pinzas mientras se sueldan.

Plata: Metal blanco muy maleable y blando.

Marcador de metal: Herramienta de acero similar a un lápiz pequeño con una punta muy fina para trazar dibujos en una superficie metálica.

Recocer: Ablandar un metal calentándolo y enfriándolo a una temperatura adecuada. Un metal blando se trabaja con mayor facilidad.

Remachar: Técnica de unión consistente en hacer pasar un alfiler por dos a mas planos y aplastar las cabezas de ambos extremos.

Repujar: Hacer un dibujo en el metal trabajando por la cara posterior.

Revestimiento: Yeso fino mezclado con agua y vertido en un cilindro alrededor de un modelo de cera antes de fundir una pieza metálica.

Red Rouge: Pulimento fino utilizado en la última fase del pulido cuando ya se han aplicado pulimentos más abrasivos.

Amarillo Ochre: Se presenta en polvo, se mezcla con agua y se extiende encima de las soldaduras para evitar que se fundan al soldar otros puntos.

Marcador de ley: Sello estampado en la plata donde se refleja el fabricante, el tipo de metal, utilizado, el laboratorio de control y el año de estampación.

Soldar: Unir dos piezas metálicas mediante calor, bórax y fúndenle.

Solución Ácida: Es una solución normalmente de ácido sulfúrico (sparex) y agua, utilizada después de soldar y recocer para eliminar los restos de bórax y óxido.

Soplete: Herramienta para generar una llama, normalmente mezcla de aire y gas, utilizada en los procesos de soldadura.

Sujeciones: Son los elementos mediante los cuales se evita la caída de la joya al lucirla. Pueden ser de gancho, alfiler, cierre de mariposa, bisagras, etc.

Trípoli: Pulimento marrón; normalmente, es el primero que se utiliza en la operación de pulido.